Islandia, guardiana de la Democracia

 

En un pais europeo, de cuyo nombre los medios no quieren acordarse, el pueblo soberano ha hecho dimitir a un gobierno al completo, se han nacionalizado los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su mala política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución. Todo ello sin violencia. Maravilloso, ¿verdad?.
      Demos un breve repaso a los hechos que han llevado al pueblo islandés a ser dueños de su vida y su gobierno:

    En 2008, el banco mas importante del pais es nacionalizado. La moneda islandesa se hunde y la bolsa suspende toda actividad. Es la bancarrota.
   

      Durante 2009, los ciudadanos, “armados” de cacerolas y otros utensilios ruidosos, toman las calles y se manifiestan en bloque frente al parlamento.

 Logran la dimisión del Primer Ministro, con todo su gobierno y que se convoquen elecciones. Al mismo tiempo se había aprobado realizar el pago de la deuda contraida con Gran Bretaña y Holanda mediante la entrega de 3500 millones de euros, que serían pagados al 5,5 % de interés por todas las familias del país.

    En 2010, la gente se echa otra vez a la calle y consiguen que esta ley sea sometida a referendum. El 93% de la población votante rechaza la ley.
A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden, y todos los banqueros implicados, abandonan el país. ¿Os dais cuenta de lo importante de lo que acabo de escribir?.

      Y ya por último, se formaron asambleas populares para reformar la constitución, y en ello están. Estas reformas incluiran todas aquellas medidas que sean necesarias para que una nueva crisis no pueda derivar en los graves hechos que se vivieron.

    Solo me queda decir una cosa: ¿alguien necesita una cacerola?…

Anuncios
Published in: on 8 marzo, 2011 at 13:29  Comments (2)