Declaración de intenciones

Creo que ya he escrito suficiente como para dar que pensar a todos los internautas que tengan a bien visitar mi humilde bitácora.A partir de ahora agradeceré todos aquellos comentarios con sugerencias para mejorar esta idea mía, ya sea corrigiendo lo necesario, o bien con nuevas aportaciones en cualquier campo: político, tecnológico, social o todo aquel en que tengáis conocimientos.Por mi parte he buscado un partido político al que afiliarme y en su seno intentaré llevar a cabo las acciones necesarias para llevar a cabo esta idea mía.En sucesivas entradas iré dando cuenta de mis andaduras en esa tarea, y aportaré todo aquello que se me vaya viniendo a la cabeza sobre el tema.
Safe Creative #1005076221884

Anuncios
Published in: on 8 abril, 2010 at 17:08  Dejar un comentario  

Crisis, Desigualdad, Desempleo… y votos

Quiero hacer aquí un análisis de diversos aspectos, aplicando en el mis ideas con el fin de comprobar de algún modo si los problemas existentes siguen siendo fuertes a la luz de un mundo sin dinero.
1. Como ya he comentado, en un mundo sin dinero nada tendría un precio, así que las necesidades básicas ( alimento , vivienda y sanidad ) están cubiertas para toda la población. En la realidad actual estas mismas necesidades solo las tienen cubiertas las personas pertenecientes al llamado “primer mundo”. Y se da el hecho, no creo que esto lo ignore nadie, de que una pequeña parte de las personas de este “primer mundo” acumula la capacidad económica suficiente para cubrir, no sus necesidades, sino las de millones de personas, que en el resto del mundo mueren de hambre o están muy por debajo del denominado “umbral de la pobreza”. ( Leo que aquí mismo, en España, hay aproximadamente un 18 % de población por debajo de ese indicador ).
2. Tenemos un bombardeo continuo de ¿informacion? Sobre la Crisis que estamos padeciendo, pero como puede comprobarse, en los medios no aparecen informaciones relacionadas con soluciones a menos que estas sean las consabidas ayudas millonarias al sector financiero o las paupérrimas limosnas a los trabajadores, a los que, por añadidura, se les amenaza con dejarles en la calle, además con un coste 0 o al menos irrisorio para el empresario. Vemos aquí patente el problema de la desigualdad, que en mi opinión es el principal obstáculo para la implementación de un mundo sin dinero. Me explico: las personas económicamente fuertes temen que la riqueza acumulada deje de tener valor, así que su afán es mantener al resto de la población lejos del acceso a la riqueza que le convertiría en un igual. Por otra parte, la media de la población, la “gente de a pie”, creen que alcanzar esa riqueza monetaria soluciona todos los problemas, así que viven obsesionados con ese objetivo olvidando por un lado que si lograran la riqueza solamente solucionaría SUS problemas, y no los de millones de personas que pasan penalidades a diario o directamente mueren de hambre. Y por otro lado que pensando así, se pasarán la vida soñando con ello pero sin conseguirlo jamás, en un bucle perpetuo que se puede expresar como “trabaja para comer, come para trabajar”. Dejar atrás el uso del dinero y comenzar una gestión inteligente y sostenible de los recursos existentes soluciona estas desigualdades, pero al parecer nos ASUSTA. Y nos asusta porque aun no hemos asumido el papel que actualmente ocupamos en el esquema de la vida: el de especie dominante en el planeta ( con permiso de las bacterias, como piensan científicos como el Dr. S. Jay Gould, je je je ). Ya no somos unos animales asustados y poco inteligentes, a merced de las fuerzas naturales . Poseemos la inteligencia y la capacidad tecnológica y social de modificar el mundo a nuestro antojo. Y solo poniendo a funcionar esa inteligencia nos damos cuenta de que el planeta da recursos suficientes para todos por igual, y que la tecnología actual puede hacernos accesibles esos recursos. Y además poseemos la capacidad investigadora necesaria para mejorar de cara a un futuro la eficiencia con que gestionamos esos recursos. Si realmente queremos, ni siquiera la gestión de los recursos de otros planetas nos esta vedada.
Otro problema que se nos plantea es de orden político. Tendemos a creer que políticos o financieros tienen el Poder. No es cierto. Solamente es CÓMODO. Y digo cómodo en el sentido mas peyorativo de la palabra. El poder, la capacidad para cambiar lo que esta mal en nuestro mundo es NUESTRO. De todos. A los políticos los ponemos en su posición NOSOTROS. Y también podemos quitarles. Basta con usar el poder de nuestro voto. Con el podemos decirles: “señores, no queremos vivir trabajando para enriquecer a unos pocos. Lo que queremos es tener nuestras necesidades cubiertas para poder dedicar nuestro tiempo a asuntos de trascendencia. Así que dennos lo que queremos o NO LES VOTAREMOS”. Así de simple. Pero a la hora de la verdad somos tan sumamente estúpidos ( si, ustedes y yo, nosotros, los que de verdad tenemos el poder ) que iremos encantados a votar, la mitad de nosotros al Psoe porque “son los mios” y la otra mitad de nosotros al PP por…lo mismo. Y a la banca también le damos su poder NOSOTROS. Mediante el uso del dinero. Y también podemos quitárselo. Dejando de usarlo. Admitiendo que el uso de moneda es algo ya obsoleto e innecesario, que actualmente crea mas problemas ( ver el articulo titulado “bases ideologicas” ) de los que soluciona.
Safe Creative #1005076221884

Published in: on 6 abril, 2010 at 16:09  Dejar un comentario  

Pensando en voz alta (I)

De mis charlas con los amigos (con el tema de un mundo sin dinero en el foro de discusión), saco en claro que tenemos una visión muy poco global, que solo pensamos en términos de nuestro país o nuestra civilización, pero aún se nos queda grande  el pensar en un mundo realmente global, sin países, y sobre todo sin esas odiosas etiquetas: Primer Mundo, Tercer Mundo…Y me veo incapaz de transmitir el mensaje que tengo en mente si antes no logro hacer ver a mis propios amigos esto que a mi me parece tan evidente,: que solo hay un planeta, y que todos los humanos estamos aquí por un tiempo finito, y que es, digamos, nuestra obligación aportar nuestro grano de arena para que cuando desaparezcamos, no lo haga (o esté mas cerca) toda la especie.¿Acaso no sabemos todos que un día el Sol agotará su combustible y estallará, llevándose por delante nuestro planeta?. ¿No es nuestra obligación extendernos por el Universo y perpetuar nuestra especie (y por supuesto todas las demás, nuestras compañeras en este viaje que es la vida)?. ¿Y como vamos a hacerlo si ni siquiera podemos mirar mas allá de unas (ficticias) fronteras, de unas (pueriles) diferencias raciales,  o de un (estúpido) obstáculo como es el coste económico de la investigación?. Se que hay quien piensa que lo mejor que le  puede pasar a este planeta es que desaparezca la Humanidad, pero no puedo estar más en desacuerdo. Creo firmemente que, como especie dominante, o superior, o más inteligente, o como queráis llamarlo, es nuestra responsabilidad la gestión del planeta y de cuanto en él hay, pero no como hasta ahora, sino concienciados con el futuro de la Humanidad. Y dejar atrás el uso del dinero, crear una sociedad mundial donde estén satisfechas las necesidades de todos, podría ser el primer paso para sentar las bases de nuestra evolución, para alcanzar las estrellas, como el recordado Carl Sagan soñaba que era nuestro destino.
Safe Creative #1005076221884

Published in: on 3 abril, 2010 at 16:28  Dejar un comentario